Como usar Facebook para recaudar fondos.

Siendo Facebook la mayor red social del mundo ¿como no vamos a aprovecharla para nuestras campañas de captación?

Ya hemos dicho que esto nos es “mágico”, primero, en cualquier canal (Facebook incluido) debemos crear una comunidad, relacionarnos con ella, fidelizarla y luego, solo luego, cuando llegue el momento de pedir, esa comunidad va a responder.

El botón de DONAR

La plataforma de Mark Zuckerberg nos ofrece varias alternativas para ayudar a nuestra causa. La primera y más obvia es la de incluir un botón de DONAR en nuestra pagina de Facebook. OJO solo esta disponible para organizaciones verificadas y para paginas (no paginas personales).

El botón no procesa pagos pero si enlaza a nuestra propia landing de donativos (en nuestra web) y es una buena herramienta para promocionar nuestras campañas. Hablando de promocionar, Facebook también nos permite publicitar este botón de DONAR, de modo que, previo pago, podemos hacer una campaña publicitaria dentro de Facebook, cuyo destino sea nuestro botón de donar.

De cumpleañero a fundraiser.

Facebook esta comenzando a probar, de momento solo en Estados Unidos, una nueva opción para los usuarios que cumplen años.

La nueva herramienta consiste en brindar al usuario la oportunidad de apoyar una causa.

A partir de ahora y dos semanas antes del cumpleaños de un usuario, la red social notificará al mismo sobre la opción de crear una recaudación de fondos para apoyar una causa.  En esta primera etapa los usuarios de Estados Unidos podrán crear una recaudación de fondos para alguna de las 750.000 organizaciones sin fines de lucro de Estados Unidos registradas en Facebook.

Esta herramienta (que esperamos llegue pronto al resto del mundo) es genial, siempre y cuando hagamos hecho los “deberes” y desarrollado a nuestras comunidades digitales.

Otras herramientas.

Dentro del programa para Nonprofits de Facebook encontramos más herramientas aunque, de momento, solo disponibles para organizaciones en Estados Unidos.

Hacer que el donante pueda hacer su donativo SIN SALIR de Facebook, incluir un botón de donar en nuestros Facebook Live o hacer que nuestros seguidores recauden entre sus amigos para nosotros.

Imagina, por ejemplo, que uno de tus seguidores publica en su muro una noticia sobre tu organización y que, además, le incluye un botón de donar para que sus amigos puedan colaborar de forma directa con tu causa. O que tus seguidores puedan crear decenas de campañas de captación de fondos para tu causa, todo dentro de Facebook y sin salir de el. El potencial es enorme.

La principal virtud de Facebook.

Nos guste o no, Facebook sabe TODO de nosotros. Incluso sabe cosas que nadie más sabe. Nuestros hábitos de lectura, consumo, intereses, ideologías, datos demográficos, etc. TODO queda guardado en la Red Social. Esta valiosa información puede ser usada para difundir tu causa, crear comunidad y, obviamente, solicitar ayuda.

Piensa en como es tu “donante perfecto”. ¿Tiene hijos? ¿Que edad tiene? ¿que personajes publico sigue? ¿Que web lee? ¿Que le interesa? ¿a que le teme? Esa y otras preguntas te ayudaran a crear un perfil de tu donante perfecto y encontrarlo en Facebook.

¿A que esperas?

¿Quieres que te ayudemos? Escríbenos:

[contact-form][contact-field label=”Nombre” type=”name” required=”true” /][contact-field label=”Correo electrónico” type=”email” required=”true” /][contact-field label=”Web” type=”url” /][contact-field label=”Mensaje” type=”textarea” /][/contact-form]

Fundraising en la Biblia: la campaña del Rey David.

En el primer libro de las Crónicas, el capítulo 29, versículos del 1 al 19, se nos presenta al Rey David haciendo una campaña de captación para la construcción del Templo.

Al igual que en el relato de Moisés que comentamos hace poco, David aclara que el dinero “no es para hombre, sino para Dios” (1Cro 29:1).

Es interesante ver que el Rey comienza por donar el mismo a la causa (29:2). Es algo básico pero muchas veces me topo con gente que trabaja en una organización de la Iglesia, pero no aporta económicamente a dicha organización. Son simplemente “trabajadores” remunerados.

No está mal recibir un salario por nuestro trabajo, pero muchas veces echo en falta ese compromiso extra ¿cómo pedir a otros lo que nosotros no damos…?

Volviendo a David, si Moisés pedía el donativo a todo el pueblo, David opta por una técnica distinta: pedir a los líderes del pueblo.

Estos “líderes” podríamos decir que son los Grandes Donantes o Donantes VIPs de nuestro tiempo.

Y David nos da una buena idea de cómo tratar con estos donantes. Él es el primero en donar. Es, por tanto, un donante que invita a otros donantes.

¿Qué mejor forma de invitar a otros a donar que contándoles porque yo estoy donando? Como me siento al hacerlo, que fines persigo al donar…

  • Piensa en tus grandes y pequeños donantes ¿quiénes son los que más involucrados están con tu misión? Invítalos a hablar con otros donantes con el fin de que se involucren aún más o con personas que todavía no lo son para que empiecen a colaborar con tu causa.

Hablando de esta técnica alguien me dijo una vez: “¡pero como va un cristiano a participar de eso! ¿No dijo Jesús “que no sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha”?

La objeción era válida y puede presentar problemas a los cristianos, pero voy a intentar aclararla.

Jesús y la limosna en secreto.

Sin ánimo de ponerme en plan exégeta (no es este el sitio para eso) y para solucionar el problema anterior, diré que Jesús, en Mateo (6, 1-4) está hablando de los fariseos y remarcando sus grandes defectos.

Los fariseos dan a expensas de quien recibe. Es decir, dan para ser vistos dando, no por ayudar al necesitado sino por ellos mismos.

Y Jesús condena esta práctica porque le quita dignidad a quien recibe la limosna.

Pero, cuidado, el Maestro solo condena la limosna dada de esta forma. No condena otras formas de ejercer nuestra generosidad.

De hecho, según la tradición rabínica, en el Templo existía una “cámara secreta” donde los que daban limosna podían hacerlo sin ser vistos y los pobres que la necesitaban podían acudir a recogerla del mismo modo (Shekalim 5:6).

Cristo elogia, por ejemplo, el diezmo, dado públicamente en el Templo. De hecho, invita a sus discípulos a mirar a los que dan aquel diezmo, incluida a la pobre viuda que daba lo poco que tenía (Mc 12, 41-44)

Jesús no nos dice que no practiquemos la caridad frente a los hombres, sino que no lo hagamos solamente para ser vistos. La motivación de nuestro corazón es la clave, como vemos, volviendo a David, en Crónicas 29:17

Algunas ideas finales.

  • En el versículo 14 se vuelve a indicar que nuestras posesiones no son nuestras, vienen de Dios, son de Dios. Nosotros solo somos administradores.
  • David no busca elogios, sino que conduce y guía a la asamblea para que alabe a Dios. (Deja de hablar de lo buena que tu ONG, tu parroquia, tu colegio, tu diócesis. Solo eres el intermediario entre el donante y los proyectos, las causas y los beneficiarios).
  • Ante la generosidad de los líderes, David realiza su acción de gracias. (No te olvides de la dimensión espiritual de tu trabajo como fundraiser)
  • David consigue que una generación más adulta done generosamente para una generación más joven (Salomón).

 

Gabriel López Santamaría

www.catolicos.red

Vídeo

La ética y la inversión en fundraising. (Video)

Muchas veces me plantean el problema “ético” de la inversión de dinero en la captación de fondos. Mi respuesta es siempre la misma: no hay tal problema. ¿Conoces algún medio de generar dinero (legalmente) que no conlleve una inversión? Si es licito (y bien visto) invertir dinero para crear una empresa o un negocio ¿cuanto más debería serlo para hacer crecer una causa como la nuestra? ¿Cuanto más para resolver los problemas que nuestras misiones buscan solucionar?

Te invito a que veas este video de Dan Pallotta, dura 18 minutos y puede ayudarte a entender este concepto fundamental.

Está en ingles pero puedes verlo con subtítulos en castellano.

[ted id=1688]

 

Fundraising católico por correo postal.

Hoy quiero compartir con vosotros un ejemplo claro de como se puede realizar una campaña de fundraising por correo postal. 

He recibido una carta con un misterioso mensaje en el frente del sobre: ¿Quién nos protege? 

 

Esto es lo que los americanos llaman “teaser” y se incluye en los sobres para llamar la atención del receptor. Teniendo en cuenta la gran cantidad de publicidad que nos encontramos en nuestros buzones, es recomendable utilizar esta técnica para captar la atención de nuestro destinatario.

Una vez abierto el sobre me encuentro con:

  • Un sobre respuesta (con franqueo pagado en destino). Un item FUNDAMENTAL para el éxito de la campaña. (Si no das al potencial donante todas las facilidades para responder a tu carta, luego no te quejes de los malos resultados)
  • Una estampa de San José. Este elemento responde a la técnica anterior y busca, por un lado, llamar la atención pero, por otro, ofrecer algo tangible al potencial donante: una estampa para rezar. (podría ser un calendario, un DVD, una foto, etc)
  • Obviamente la carta, personalizada, y donde me explican: las necesidades, porqué es importante qué colabore y me dicen claramente lo que quieren de mi: qué haga una donación mensual de 12€.
  • La carta lleva añadido el cupón respuesta la otra pieza, junto con el sobre del primer punto, indispensables en este tipo de campañas. Y, para rematar un trabajo bien hecho, el cupón respuesta viene ya personalizado y completado con mis datos. De modo que lo único que debo hacer es hacer un par de cruces, meterlo en el sobre y enviarlo.

Enhorabuena a los hermanos de Regnum Christi por esta campaña.

Paz y Bien!

 

Gabriel López Santamaría

[et_bloom_inline optin_id=optin_1]

Fundraising en la Biblia. La campaña perfecta.

Como decía en la entrada anterior, la captación de fondos es algo que esta en nuestro ADN y la Biblia recoge perfectamente esto.

Hoy quisiera detenerme en un ejemplo de como deben ser las campañas de captación en la Iglesia. El libro del Éxodo nos muestra que debemos (y que no) hacer como fundraisers (captadores de fondos) católicos.

El texto que os propongo es Éxodo capítulos 25 al 31. ¡Nada más y nada menos que 7 capítulos del Éxodo dedicados al fundraising!

Os pongo en contexto, el Pueblo Elegido ha sido liberado de la esclavitud en Egipto y llega a los pies del Sinaí donde recibirán las Tablas de la Ley y se sellará la Nueva Alianza.

Dios tiene un plan.

Esto dice en Éxodo 25, 1-9:

1.Yahveh habló a Moisés diciendo: 2.Di a los israelitas que reserven ofrendas para mí. Me reservaréis la ofrenda de todo aquel a quien su corazón mueva. 3.De ellos reservaréis lo siguiente: oro, plata y bronce; 4.púrpura violeta y escarlata, carmesí, lino fino y pelo de cabra; 5.pieles de carnero teñidas de rojo, cueros finos y maderas de acacia; 6.aceite para el alumbrado, aromas para el óleo de la unción y para el incienso aromático; 7.piedras de ónice y piedras de engaste para el efod y el pectoral. 8.Me harás un Santuario para que yo habite en medio de ellos. 9.Lo haréis comforme al modelo de la Morada y al modelo de todo su mobiliario que yo voy a mostrarte.

Lo primero que me llama la atención de este texto es que Dios tiene un plan perfectamente diseñado y claro sobre lo que quiere hacer y le dice a Moisés exactamente qué debe pedirpara qué debe hacerlo.

La claridad, la transparencia es, por tanto, la primera característica de una campaña de fundraising católica. 

Muchas veces tenemos un cierto reparo en detallar para que necesitamos el dinero, un cierto pudor en incluir en ese detalle los gastos de gestión que todo proyecto conlleva.

Toda campaña de fundraising debe responder claramente a las preguntas ¿Qué? (quiero hacer) ¿Cómo? (lo voy a hacer) y ¿Por qué? (debo hacerlo) de modo que el donante tenga muy claro porque debería colaborar con esa causa o proyecto.

Cuando el plan no es de Dios.

¿El plan que quieres llevar adelante es realmente el plan de Dios? ¿Es lo que Dios quiere para tu causa, para tu organización? ¿O es más bien fruto de tus propios anhelos y deseos?

En Éxodo 32 podemos encontrar la respuesta. El contexto es de todos conocido, Moisés sube al monte y se demora en bajar. Los israelitas le dicen a Aarón: “Anda, haznos un dios que vaya delante de nosotros, ya que no sabemos qué ha sido de Moisés, el hombre que nos sacó de la tierra de Egipto.” (Ex 32, 1)

Y Aarón inicia entonces una campaña de fundraising… Aarón les respondió: «Quitad los pendientes de oro de las orejas de vuestras mujeres, de vuestros hijos y vuestras hijas, y traédmelos. Y todo el pueblo se quitó los pendientes de oro que llevaba en las orejas, y los entregó a Aarón.” (Ex 32, 2-3)

Pero esa campaña estaba sustentada en las necesidades del pueblo, no respondía al Plan de Dios. La colecta es para construir el becerro de oro. Es una colecta motivada por sus necesidades, por sus caprichos. No es para el Reino (y su Justicia) sino simplemente para satisfacer sus egos y sus necesidades. 

¿Cuantas organizaciones pseudo cristianas piden dinero para su propia satisfacción y gloria?

Esto, dice el Éxodo, provoca la ira de Yahve quien reprocha a Moisés y le advierte que “tu pueblo se ha pervertido”. (Ex 32, 7)

Fíjate que ya no es el pueblo de Dios, sino el pueblo de Moisés. Al realizar un acto ajeno a la voluntad de Dios, alejado de su proyecto, rompemos nuestra relación con Él. El proyecto ya no nace de Dios sino de un “pueblo obstinado” (Ex 32,22)

La segunda característica de una campaña de captación de fondos católica (y cristiana en general) debe ser que este alineada con el Plan de Dios, que no es otro que el trazado en los Evangelios.

 

[et_bloom_inline optin_id=optin_1]

Moisés no manipula el mensaje.

Pero muchas organizaciones se sienten tentadas a manipular ese Plan y a utilizar el Evangelio como una herramienta para decir lo que ellas quieren decir. Claro está que esas organizaciones no son católicas, aún cuando puedan presumir de tales.

El relato del Éxodo que estamos comentando vuelve a darnos la clave sobre esto. Si te lees Éxodo 35 verás cómo Moisés transmite al pueblo, palabra por palabra, los que Dios le había dicho. No agrega una coma, no pide nada más que lo que es necesario para el Plan de Dios. 

La campaña de fundraising más exitosa.

¿Te imaginas una campaña de captación tan exitosa que tengas que decir a los donantes: dejad de donar? Pues eso es lo que le pasó a Moisés…

“…y fueron a hablar con Moisés, diciendo: «El pueblo entrega más de lo que se precisa para la realización de las obras que Yahveh ha mandado hacer.» Entonces Moisés mandó correr la voz por el campamento: «Ni hombre ni mujer reserve ya más ofrendas para el Santuario.» Suspendió el pueblo su aportación, pues había material suficiente para ejecutar todos los trabajos; y aun sobraba... (Ex 36, 5-7)

Tercera característica (aunque obvia): pide solo lo necesario. 

En resumen.

Lo que he aprendido de esta historia es la importancia de pedir a Dios que nos muestre cuáles son las verdaderas necesidades de nuestra organización, parroquia, colegio, etc. para así poder transmitirlas a nuestra gente.

La importancia de que, cuando pedimos, no lo hacemos para nosotros sino para Dios y su proyecto. Al leer los capítulos que hemos comentado se evidencia que las ofrendas no son para construir el tabernáculo sino para Dios.

Que las campañas deben ser totalmente inclusivas, no se puede hacer una campaña pensada solo para los “grandes” donantes. Las campañas deben permitir que todo el mundo de en la medida de sus posibilidades.

Y que Dios debe estar íntimamente relacionado con cada paso de nuestra estrategia. 

Paz y bien!

 

Gabriel López Santamaría

 

¿Por qué deben las organizaciones católicas realizar campañas de captación de fondos?

El fundraising (captación de fondos) es una actividad muy extendida en el mundo de las ONG y las Fundaciones, pero no tanto en el ámbito católico.

No son pocos los que piensan que mezclar el dinero con los temas espirituales es un error pero, como veremos en este blog, nada más alejado de la realidad.

La necesidad de colaborar con la construcción del Reino es un imperativo para todos los católicos y el fundraising es una herramienta para permitir a los donantes poner sus recursos y sus dones al servicio de ese Reino.

Son muchas las razones por las que la Iglesia, y todas sus organizaciones, deberían desarrollar estrategias de captación de fondos pero quisiera destacar dos:

  • Es una actividad que esta en nuestro ADN y perfectamente recogida en la Biblia.
  • Permite una Iglesia independiente de los poderes politicos y de otro tipo.

Sobre este ultimo punto, la independencia, es importante destacar que en los países anglosajones la Iglesia se debe “buscar la vida” para mantener sus actividades pero en los países latinos esto no es así.

En algunos países, como España, la dependencia del estado y de unos acuerdos históricos, se esta convirtiendo en una trampa para los católicos y la misión de la Iglesia.

La Iglesia, al depender de unos fondos públicos, pierde su capacidad y su obligación de denunciar, proféticamente, los males de nuestros días. ¿Como puede la Iglesia, por ejemplo, denunciar los avances de ciertas ideologías que son promovidas desde el poder publico, cuando recibe dinero de ese mismo poder? ¿Como mantener las grandes obras sociales y de desarrollo?

Debemos mirar a nuestros hermanos que ya han recorrido este camino y que han demostrado que una Iglesia, financieramente viable e independiente, es posible.

De esto (y de mucho más) hablaremos en estas paginas.

Paz y bien!

 

Gabriel López Santamaría

[et_bloom_inline optin_id=optin_1]